Cómo elegir mis primeros patines agresivos

patines agresivos Club tres60¿Cómo son los patines agresivos?

Los patines de agresivo son muy fáciles de identificar pues son más robustos y anchos que los patines habituales (fitness o freeskate), además cuentan con una serie de características especialmente modificadas para su práctica. Las más apreciables son:

  • La suela se ensancha y se amplía con la denominada “placa de soul” (soul plate).
  • La guía y las ruedas: Las ruedas son de pequeño diámetro (y por consiguiente, la guía de baja altura), puede llevar 4 o 2 ruedas, de cualquier manera, siempre con idea de dejar mayor hueco en el centro para ayudar a grindar.

Si quieres conocer detalladamente las características del patín de agresivo, visita este enlace.

¿Cómo elijo mis primeros patines agresivos?

Es muy normal sentirse desorientado la primera vez que nos decidimos a probar con el patinaje agresivo y queremos comprar unos patines. Desde Tres60 buscamos daros una serie de directrices o consejos que os sirvan a la hora de decidirnos.

Un patín de agresivo debe ser cómodo, preciso en la medida de lo posible, pero sobre todo resistente. El precio de unos patines de agresivo varía entre los 130/140 y los 350, desconfia de los patines que estén por debajo de este rango. Dentro de estos precios nos podemos encontrar un gran abanico de modelos. En primer lugar hay que decir que no hay que cegarse con el precio por dos razones:

  1. Los patines ‘ecónomicos’, como los Decathlon Oxelo AG o los Jack London, a pesar de ser bastante competitivos en cuanto a precio, no resultan nada recomendables.  Con el tiempo echaréis en falta una mayor sujeción y resistencia, sobre todo si los comparamos con cualquier modelo de las marcas más utilizadas.
  2. No siempre el patín más caro es el que mejor se va a ajustar a la forma que patino. Hay ocasiones en las que un patín de la gama alta puede resultarte poco apropiado, pues está pensado para un tipo de patinador en concreto que no se ajusta a tu perfil.

Diferentes patines de agresivo

Existen varios tipos de patines agresivos, pero hablando en términos generales, puedes encontrarte con patines rígidos o con patines algo más blandos

Los patines rígidos favorecen el patinaje en general y potencian que los trucos sean realizados correctamente, doblando las rodillas en lugar de los tobillos. Sin embargo, esto provoca que sea mucho más complicado aprender ciertos trucos con ellos.

Los patines más blandos por el contrario suelen favorecer la facilidad a la hora de hacer trucos, sin embargo para un patinador principiante pueden resultar inapropiados, pues el patinador puede adquirir malas costumbres y no aprender los trucos debidamente (doblando el tobillo en lugar de las rodillas).

Dentro de la dureza de los patines cada patinador es libre de hasta donde abrocharse los patines para realizar los trucos, sin embargo aquí recomendamos llevar el patín debidamente apretado para evitar lesiones innecesarias.

¡Nunca he patinado y quiero comenzar con patines agresivos!

En este caso recomendamos un patín de bota rígida o semi rígida. Dentro de estas características podemos encontrar varias marcas que trabajan dentro de los márgenes de precio comentados anteriormente. Recomendamos este tipo de patines porque resulta más sencillo patinar con un patín más estable y porque nos obligan a realizar los trucos de forma correcta.

¡He patinado durante años pero quiero probar el agresivo!

 En este caso es posible comenzar a mirar otro tipo de patines con la bota algo más blanda, aunque debemos tener especial cuidado a la hora de meter los trucos y preocuparnos de doblar las rodillas en lugar de solo los tobillos. Hacer trucos tales como el royal, o trucos de topside puede ser peligroso en el caso de realizarse flexionando únicamente el tobillo.

¿Que talla de patín debería escoger?

Es importante que a la hora de comprar un patín os aseguréis de que sea de vuestra talla. En cualquier caso, al contrario de lo que se hace dentro de otras disciplinas, en el patinaje agresivo no nos interesa llevar el pie excesivamente apretado contra la puntera, pues hay que tener en cuenta que patinando en la calle, es muy común chocarnos contra los obstáculos que patinamos, y que en el caso de llevar la puntera muy apretada nos puede resultar molesto e incluso doloroso.

Live! por Jorge Cerro